Horario de atención

9h a 20h de Lunes a Viernes

Atención telefónica

902 089 800 | 917 567 977

Miembro Inferior

Deformidades De Antepie

El hallux valgus (juanete) es la deformidad más frecuente que encontramos en el antepie. Es importante tener en cuenta que el hallux valgus se incluye dentro de una deformidad compleja de antepie en la que es frecuente encontrar simultáneamente metatarsalgia, deformidad de dedos menores, quintus varus, etc.  La aparición del hallux valgus está en relación con una predisposición de tipo genético asociada a factores favorecedores como calzado estrecho o tacón alto.  
 
El hallux rigidus es la artrosis del dedo gordo del pie, que cuando evoluciona produce dolor, deformidad y rigidez articular.  
 
La metatarsalgia (dolor bajo la cabeza de los metatarsianos) es un síntoma consecuencia de alteraciones biomecánicas del pie.  
 
El diagnóstico y la planificación quirúrgica se realizan en base a las radiografías de los pies en carga.  El tratamiento conservador mediante plantillas y dispositivos extraíbles de ortopedia es la primera opción y es eficaz para controlar los síntomas sin tener ningun impacto en la deformidad asociada o en su progresión.  

La cirugía se reserva para aquellos casos en los que fracasa el tratamiento conservador y cursan con dolor y/o dificultad para calzarse. Para el tratamiento quirúrgico de estas patologías se han descrito más de 200 técnicas quirúrgicas por lo que es necesario un estudio diagnóstico personalizado para realizar una correcta planificación quirúrgica.

Solicitud de Cita

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

Responderemos a su solicitud en las próximas 48 horas.

Guardaremos tus datos con el único fin de comunicarnos contigo en el proceso de solicitud de cita.

Tratamiento Deformidades del Pie

¿Cuál es el tratamiento más adecuado? La cirugía del antepie es compleja técnicamente por lo que precisa un estudio personalizado para la obtención de los mejores resultados.
¿Cómo será la recuperación? En el caso de realizar cirugía, el ingreso suele durar 1 día. Generalmente se autoriza la carga con el miembro operado desde el primer momento, siempre con un zapato postquirúrgico que se deberá mantener aproximadamente 6 semanas tras la cirugía. Tras la cirugía se coloca un vendaje corrector que tiene un papel muy importante para conseguir buenos resultados postquirúrgicos y que se mantiene entre 3-6 semanas.
¿Cuáles son las complicaciones de la cirugía? Las principales complicaciones están en relación con una mala evolución de las heridas, por lo que es fundamental realizar un reposo adecuado en los primeros días tras la cirugía. Existe riesgo de recidiva de la deformidad que se minimiza con una correcta planificación quirúrgica y selección de tratamiento.
¿Es posible operar los dos pies en la misma cirugía? En general, está desaconsejado porque se dificulta el postoperatorio inmediato y a su vez se compromete el resultado final.
¿Se puede realizar en todos los casos cirugía mínimanente invasiva o cirugía percutánea? Sólo algunas deformidades de antepie obtienen buenos resultados postquirúrgicos con técnicas percutáneas. Para la decantarse por la técnica quirúrgica a realizar (cirugía abierta convencional versus cirugía percutánea) es imprescindible un estudio personalizado del caso para la selección de aquellos pacientes que pueden obtener un buen resultado con técnicas percutáneas.

Casos clínicos

Preoperatorio Hallux valgus
Posoperatorio Hallux valgus

Especialistas