Horario de atención

9h a 20h de Lunes a Viernes

Atención telefónica

902 089 800 | 917 567 977

Miembro Superior

Tendinitis de Hombro

La tendinitis del hombro es una patología muy frecuente que afecta a los tendones del manguito rotador del hombro que son los que permiten el movimiento libre del mismo. Normalmente se debe a una sobrecarga excesiva del brazo lo que provoca una inflamación de dichos tendones o, a veces, por malas posturas o pequeños traumatismos.

Se manifiesta con dolor localizado alrededor del hombro que se puede irradiar a la cara lateral de brazo o a la cara anterior del mismo y que empeora con los movimientos simples y si intentamos coge pesos o realizar alguna actividad de sobrecarga. Los síntomas pueden ser más intensos por la noche debido a la postura que tenemos al dormir. También puede cursar con limitación de la movilidad del hombro por el dolor, incluso con un bloqueo completo de la misma.

Solicitud de Cita

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad

Responderemos a su solicitud en las próximas 48 horas.

Guardaremos tus datos con el único fin de comunicarnos contigo en el proceso de solicitud de cita.

Tratamiento tendiditis hombro

¿En qué consiste este tratamiento?
El tratamiento inicial de toda tendinitis de hombro consiste en realizar un reposo relativo del brazo, evitando las actividades mecánicas de sobrecarga y todas aquellas que se realizan con movimientos repetitivos por encima del nivel de la cabeza.
A esto, asociamos una tanta de tratamiento con analgésicos o/y antiinflamatorios durante unos 7-0 días para bajar la inflamación y controlar el dolor.
De manera complementaria, a veces, el paciente debe realizar fisioterapia orientada al tratamiento de la inflamación (con ultrasonidos, onda corta, ondas de choque…) y para mejorar la movilidad si el hombro está limitado.
Si los síntomas persisten, se realizan infiltraciones locales de anestésico y antinflamatorios para intentar un alivio más rápido del dolor y acelerar la recuperación.
Si fallan todas las medidas de tratamiento conservador se puede tratar mediante una intervención quirúrgica, mediante técnica artroscópica.

¿Qué objetivo tiene la técnica?

La cirugía artroscópica de la tendinitis consiste en realizar una limpieza de todo el tejido inflamatorio alrededor de los tendones y a, veces, asociar un procedimiento llamado descompresión subacromial o acromioplastia, donde se rebaja o “liman” los posibles estructuras óseas que puedan estar rozando con el tendón durante el movimiento y así evitar que irriten al tendón

¿Cómo es la recuperación?

Habitualmente se mantiene unos días en reposo inmovilizado en un cabestrillo y se comienza rápido con la movilización y la rehabilitación con el objetivo de recuperar la función del hombro completa sin dolor.
De media, los pacientes están completamente recuperados los 3 meses de la cirugía.

Especialistas